Como ayudarnos

Pedimos sus oraciones por nuestra comunidad. Es la principal ayuda que nos pueden ofrecer, aún más importante que su afecto y ayuda material. Sus oraciones continuarán llenando este seminario de vocaciones y dando a la Iglesia de Dios muchos sacerdotes.

La Divina Providencia dirige los acontecimientos para el bien de los que le aman; pero Dios no suele obrar siempre mediante milagros sino que normalmente lo hace por intermediarios. Por tal motivo, los invitamos a que sean sus instrumentos también mediante su ayuda material, que nos permitirá mantener esta casa. 

Su ayuda puede ser ocasional o en forma de becas regulares, que son muy importantes para la normalización de las finanzas del seminario. Usted podría ser así padrino de la formación de un sacerdote. Su contribución puede hacerse:


En Argentina

1. Entregando sus aportes, en efectivo o en cheque:

  • Al Seminario directamente.
  • En los prioratos (a los Padres o en los limosneros).
  • Aprovechando los viajes de sacerdotes o seglares a Buenos Aires o al Seminario.

2. O por vía bancaria:

Comuníquenos por favor la fecha y el número de la agencia en que se hizo la operación, para que podamos identificarla:

ASOCIACIÓN CIVIL LA TRADICIÓN
BANCO HSBC. Sucursal de Morón 113
DIR.: 9 julio 117 (1708) Morón, Bs. As. TEL.: 4628 7075/7681
CUENTA: "Asociación Civil La Tradición"
NÚMERO: 6363201083 SWIFT: BACOARBA


En Europa

1. Aportes en cheque en nombre de:

 
Fraternité St-Pie X  (haga mención del Seminario). Enviando a:
Haus Mariae Verkündigung
Schwandegg CH-6313,
Menzingen (ZG), SUISSE

MISSIONS - Séminaire de La Reja: Enviando a:
MISSIONS, 60 avenue du Général Leclerc,
78230 LE PECQ 
FRANCE
(En France, reçu fiscal à partir de 15 €)

2. O por vía bancaria (haga mención de Séminaire de La Reja):

IBAN: FR76 3000 3018 6000 0372 7114 114
Code BIC: SOGEFRPP 
(En France, reçu fiscal à partir de 15 €)


La Comunidad reza cada día el Rosario especialmente por sus bienhechores. Dios retribuirá con creces en esta tierra y en la vida eterna incluso al que por su nombre y por amor a su Reino contribuya siquiera con un vaso de agua (Mt 10,42).

¡Muchas gracias! ¡Qué Dios los bendiga!